Eduardo Chillida, Ecos

El caserío Zabalaga alberga la exposición que lleva por título Eduardo Chillida, Ecos. Esta muestra de carácter retrospectivo ha sido especialmente diseñada con motivo de la nueva apertura del museo en abril de 2019. El título remite a Oyarak (ecos, en euskera), una escultura en hierro que vio la luz en 1954 en la fragua de Manuel Illarramendi de Hernani y que se expone en la planta baja del caserío. Ecos, que alude directamente a la idea de repetición, se relaciona estrechamente con la manera de trabajar de Eduardo Chillida.

Remite también a la capacidad sonora de la obra del escultor. Sus esculturas, particularmente las de los primeros años, guardan relación directa con lo musical y materializan en cierto modo “sonidos” que se desplazan en el espacio. Además, la exposición en esta nueva etapa de apertura del museo, conecta con el origen de todo, el lugar, el territorio y con el pasado. Revisita la obra del artista cuya resonancia se expande hacia el futuro.